3.11.11

Pasará 2011 sin que tengamos competencia en Las Salinas, Ciénaga de Zapata. ¿Se perderá el certamen del macabí, la cita en la que los cubanos nos estrenamos en el fly casting y afirmamos la voluntad de capturar y soltar? Tal vez es solo una suspensión temporal, como la impuesta en 2007, pero probablemente es buena idea refrescar esta historia.




ESCUETA NOTICIA DEL TORNEO DE PESCA A MOSCA ZAPATAFLY
© Ismael León Almeida
Durante un viaje a Cayo Las Brujas en septiembre de 2002, para realizar un reportaje en compañía del fotógrafo de la revista Mar y Pesca, Orlando Gómez, Grafforl, el guía de aquella zona, Eulises Manso, recomendó al periodista que tratara de hacer contacto con Lázaro Viñola en la Ciénaga de Zapata, pues allí estaban desarrollado la pesca del macabí y nosotros podíamos ayudarlos en la divulgación.
El reportaje realizado al norte de Villa Clara, “Un secreto en Cayo Las Brujas” fue publicado en el número 19 del tabloide Destinos, editado por la redacción de Turismo de Prensa Latina, en la segunda quincena de octubre de 2002. Como resultado de la coordinación con el Parque Nacional Ciénaga de Zapata, surgieron dos trabajos que publicó Sol y Son, la revista de la compañía Cubana de Aviación, uno en el primer número de 2003 (1), y otro en el cuarto número de ese año, una breve reseña titulada “Coto de pesca Las Salinas” (2).
Antes de que los trabajos periodísticos realizados en Las Brujas y Las Salinas fueran sucesivamente publicados, el reportero cumplía el encargo dado por el Parque Nacional Ciénaga de Zapata, de presentar a la Federación Cubana de Pesca Deportiva (FCPD) una propuesta para llevar a cabo un proyecto conjunto de educación ambiental basado en la pesca a mosca del macabí y el sábalo, por el método de captura y suelta.
En la reunión del Ejecutivo Nacional de la FCPD celebrada el 22 de noviembre de 2002 (3), se dio a conocer la intención del Parque Nacional de firmar un convenio con la asociación de pesca deportiva para llevar adelante los siguientes objetivos:
-Contribuir al desarrollo y disfrute de formas sostenibles de pesca deportiva del macabí y el sábalo a nivel local y nacional.
-Instruir acerca del manejo de estas especies y las áreas involucradas.
-Divulgar este tipo de actividad.
Como tareas específicas, Ciénaga de Zapata aspiraba a trabajar de conjunto en:
*Impartir un curso especializado de entrenamiento en pesca deportiva a la mosca o fly casting, del macabí y el sábalo.
*Apoyar eventos competitivos de esta modalidad con carácter local y nacional, dentro y fuera del parque.
*Creación de un club de aficionados a este tipo de pesca.
*Educar a los aficionados en la modalidad de pesca sin muerte.

La decisión de la dirección de la Federación fue instruir a dos de sus miembros de entonces, Roland Cañas y Elio Ravelo, para que junto al periodista Ismael León “avanzaran en los detalles preliminares del proyecto Ciénaga de Zapata”. En la reunión extraordinaria del 10 de diciembre del 2002, el Ejecutivo Nacional proponía puntualizar con el Parque Nacional Ciénaga de Zapata las responsabilidades de las partes y el costo del proyecto de desarrollo de la pesca a mosca. Iría una comisión formada por Elio Ravelo, Roland Cañas y Pavel Olivera, también integrante de ese ejecutivo.
En enero de 2003 se produce una sustitución en la presidencia de la FCPD, con motivo de la salida del país de su principal directivo, y el nuevo presidente canceló de una vez la participación de la asociación en el proyecto de la pesca a mosca, preguntando “quién autorizó a Ciénaga de Zapata a organizar torneos de pesca”. Las funciones de aquel ejecutivo de la FCPD concluyeron abruptamente cuando a finales de 2004 el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia determinó su invalidez por infracción de determinadas normas (4), y tras un proceso de elecciones bajo la dirección del INDER entró en funciones, ya en abril del siguiente año, una nueva junta directiva.
Una de las primeras decisiones de este nuevo mandato fue crear un grupo de trabajo para el “Proyecto Ciénaga”, integrado por seis miembros. El viernes 22 de abril de 2005 le hacen entrega al presidente nacional de la FCPD, José Ramón Cuza Delgado, de una copia del proyecto “Introducción de la pesca deportiva a mosca como modalidad sustentable de gran potencial recreativo y herramienta de educación ambiental”, de la autoría de los ingenieros Lázaro Viñola Valdés y Lázaro Cotayo Cedeño, este último, en esa fecha, director del Parque Nacional Ciénaga de Zapata. El periodista Ismael León Almeida aparece como colaborador.
Durante los meses de febrero de los años de 2003 y 2004, el Parque Nacional Ciénaga de Zapata había convocado sendas competencias de pesca a mosca, con los guías de pesca y un grupo de aficionados de la región que comenzaba a entrenarse. En la primera ocasión, 16 competidores cobraron y soltaron 253 macabíes (5); en la segunda, 10 participantes capturan –y también dejan libres- un total de 113. Dichas competencias, de las que el autor fue testigo, como lego juez de pesca y de las novísimas pruebas de lanzado, demostraban la vialidad del futuro proyecto y el entusiasmo de la afición, inéditos en toda la extensión de esta palabra.
A partir de la mencionada experiencia, el Cronograma de Actividades (6) que forma parte del Proyecto de Viñola y Cotayo proponía en el primer año lograr “un programa nacional para el desarrollo de la pesca a mosca”, crear “un club local de pescadores a mosca perteneciente a la Federación de Pesca Deportiva del municipio Jagüey Grande, donde inicialmente puedan asociarse otros interesados” (7), club que contaría (8) con un código de conducta para sus miembros. El sexto punto amplía la idea de los clubes de aficionados a la pesca a mosca, con el objetivo de apoyar la creación de este tipo de agrupaciones deportivo-recreativas en otros territorios.
El paso a la acción ocurrió con una visita al Parque Nacional Cienaga de Zapata, realizada del 13 al 15 de enero de 2006 por los ejecutivos de la Federación Cubana de Pesca Deportiva (FCPD) Fernando Gardín Mier (Vicepresidente) e Ibrahim Borroto Ofarril (Divulgación), junto al periodista Ismael León Almeida.
Luego de los contactos iniciales y de una jornada de familiarización con la pesca a mosca en el coto Las Salinas, en la mañana del domingo 15 los visitantes se reunieron en las oficinas centrales del Parque Nacional con Lázaro Viñola Valdés, especialista de Áreas Protegidas y Uso Público de la institución ambiental, Eduardo Abreu Guerra, especialista de la delegación local del CITMA; Felipe Rodríguez Alonso, responsable de las actividades de pesca turísticas de la oficina de Náutica de la corporación Cubanacán en la zona; el delegado del Poder Popular, Luis Lazo Novoa, y Amado Laffita, funcionario de Inspección Pesquera en la localidad.
El tema más recurrente de esta reunión fue la carencia de una filial de la FCPD en Ciénaga de Zapata. (9). Por un lado, un número apreciable de pescadores del litoral de Bahía de Cochinos estaba requiriendo esa cobertura legal, con el fin de ejercer a su amparo la pesca artesanal desde embarcaciones. Solo mediante el carné de asociado a la FCPD era legal entonces salir al mar en una embarcación de recreo. Desde el punto de vista científico, buscando medidas de ordenamiento que sosegaran la presión sobre el recurso natural, Eduardo Abreu Guerra habló de un proyecto de pesca de subsistencia y en su opinión, la FCPD podía ayudar en aspectos técnicos y los botes podían estar también en función de eventos de pesca.
La creación de una filial de la FCPD en el territorio también interesaba al Parque Nacional Ciénaga de Zapata. Con un producto turístico en pleno desarrollo, basado en pesca deportiva como contribución a la sustentabilidad del área protegida, la carencia de tal estructura social resultaba cuando menos una incoherencia. De modo que se unen a la solicitud de crear la filial y ofrecen apoyo al desarrollo de la pesca a mosca en las áreas del Parque Nacional y en cualquier otra del país. En el debate de estas ideas, hubo diversos enfoques en torno al tema de la creación del club de pesca a mosca, para desarrollar la práctica de esta modalidad como una forma de educación ambiental, básicamente. El criterio de los visitantes no dejó de llamar la atención: Ibrahím Borroto lo respaldaba; Fernando Gardyn no consideraba necesario un club de pesca a fly, “porque luego se iba a querer crear el club de los espineros (10), el de la vara criolla”, etcétera. Ismael León sugirió se firmara un proyecto entre el Parque y la Federación y se planificara un taller teórico-práctico sobre esta modalidad, que incluyera al menos una sesión de pesca.
Junto al informe de la visita, el ejecutivo nacional de la FCPD recibió una propuesta de texto de Convenio de colaboración entre la organización y el Parque Nacional, y el borrador de un proyecto de reglamento para el futuro Club de pesca a mosca. Las tareas inmediatas derivadas de este encuentro fueron nítidamente definidas (11):
Firma de un Convenio de colaboración entre el Parque Nacional Cienaga de Zapata y la Federación Cubana de Pesca Deportiva para poner en marcha el "Proyecto Introducción de la pesca deportiva a mosca como modalidad sustentable de gran potencial recreativo y herramienta de educación ambiental".
Realizar un Taller Teórico-práctico sobre la pesca a mosca y las potencialidades de esta modalidad en Cuba. Se incluye al menos una sesión de pesca. Si se adopta el estilo de los torneos "Abiertos", capa participante pagaría sus gastos y eso permitiría abrir la inscripción a todos aquellos interesados: guías de pesca, aficionados locales, montadores de moscas, periodistas, expertos nacionales y extranjeros... Fecha tentativa, en septiembre. En Playa Larga.
Crear la filial de la FCPD en Cienaga de Zapata, a partir de la solicitud que hará ese territorio al Ejecutivo Nacional.
Valorar el posible apoyo de la FCPD al proyecto "Uso sustentable de la Bahía de Cochinos", presentado en la reunión por Eduardo Abreu Guerra.
NOTAS.-
1- “Donde los peces pican”, Sol y Son, No. 76, páginas 29-35.
2- Sol y Son, No. 79, página 58.
3- Federación Cubana de Pesca Deportiva. Ejecutivo Nacional, Libro de Actas. Acta no. 116.
4- León Almeida, Ismael: Pesca deportiva cubana, Historia y tradición, página 208.
5- El mayor ejemplar pesó 8 libras, a las manos de Miguel Alonso, integrante de un equipo español invitado.
6- Ver Anexo 1.
7- Punto 2 de las “Actividades...”, Anexo 1.
8- Idem, punto 3.
9- Al menos desde 1993 esa exclusión se venía señalando en los plenos nacionales de la FCPD, pero nunca se trató el tema a fondo. Ver sobre el tema la página 177 de la obra de León Almeida citada antes.
10- No es término reconocido en la lengua española ni en su uso local, pero así llamamos a veces a los que practican el spinning.
11- “Notas acerca de la visita a la Ciénaga de Zapata, relativa a la puesta en marcha del proyecto sobre pesca a mosca”. 13-15 de enero de 2006.
Avanzar:
2 El torneo.
3 Cobertura de Prensa.
4 Anexo: Actividades del proyecto.
5 Anexo: Relación de competidores (2003-2010).